Saltar al contenido

Alimentación en embarazadas

 

GENERALIDADES:
El aumento de peso en el embarazo tiene que ser de 0.9 a 1.4kg por mes de embarazo (11 a 13.5 kg de peso en una mujer de estatura media). Por encima de estos valores representa un exceso de grasa tanto del feto como de la madre.

Se debe considerar que es más difícil controlar el aumento de peso (no realizar bioimpedancias a partir de 25 semana) en fases más avanzadas del embarazo.

 

DIETA:
A la dieta diaria de la mujer se deben añadir 250 kcal más para garantizar una nutrición fetal adecuada.

La mayor parte de estas kcal (60%) deben ser proteínas, sin desequilibrar la dieta y añadiendo fruta y vegetales de estación. También deben ingerirse cereales libres de azúcar y ricos en fibra. Evitar la sal, y limitar el consumo de alimentos grasos y dulces: patatas fritas, bollería, galletas y dulces.

A la hora de diseñar las pautas a seguir en el embarazo prestaremos especial atenciónal ácido fólico (vitamina B), localizado principalmente en vegetales de hojas verdes, legumbres, espárragos e higado. Todas las mujeres embarazadas deben consumir un mínimo de 0.4mg de fólico al día, especialmente en el primer trimestre del embarazo con el fin de prevenir defectos congénitos de la espina dorsal o del cerebro como espina bífida.

Se da por supuesto el NO tomar nada de alcohol, tabaco ni medicamentos no recetados o supervisados.

Un síntoma típico de embarazo, principalmente en el primer trimestre es la pirolisis o ardor. En este caso espaciar las 5 comidas más de dos horas entre sí y si es necesario distribuir la dieta normal en 6 comidas de menor cantidad ya que conforme avanza el embarazo el estómago ve reducido su espacio abdominal y las digestiones se hacen cada vez más pesadas.

El AGUA es fundamental en el embarazo. Con el fin de evitar la retención excesiva o el dificit de ingesta se recomienda un control minucioso. De seis a ocho vasos al día de líquidos sería cantidad suficiente para cubrir este aspecto (1.5 a 2 l de agua al día).

MICRONUTRIENTES:

Energía: aumentar 250 kcal, principalmente en segundo y tercer trimestre y a base de alimentos plásticos y reguladores (proteínas, vitaminas y minerales)
Proteínas: En el segundo y tercer trimestre el aumento debe ser de 1.5 g/kg/día, centrando este aumento en lácteos, cárnicos, legumbre y cereales integrales (reforzados con CLA)
HC y lípidos: evitar azúcares y grasas de origen animal en cualquier fase del embarazo.
Minerales: Primer trimestre aporte normal. Segundo trimestre reforzar el aporte de calcio, fósforo, yodo y magnesio y el tercer trimestre de hierro
Vitaminas: especial atención merecen las del grupo B, como el fólico. Es muy difícil obtener la cantidad de fólico recomendado con la dieta y puede ser necesario suplementos vitamínicos. Del mismo modo se debe aumentar la ingesta de vitaminas C, A, D y E pero no es necesario suplemento.
Sal: el organismo de las embarazadas necesita cierta cantidad de sal. Emplear sal YODADA, pero con moderación.
Agua: Asegurar la ingesta de 1.5 a 2l de agua al día durante todo el embarazo. Evitar alcohol y bebidas estimulantes.
Fibra: aporte 25 a 30g de fibra/ día durante todo el embarazo mediante frutas con pulpa, verdura en general, ensaladas y cereales integrales.

PAUTAS DIETETICAS:

LACTEOS: Consumir en torno a 500ml de leche y el resto en forma de lacteos bajos en grasa.

CARNES, PESCADOS, HUEVOS Y DERIVADOS: Se recomienda tomar carne entre 3 y 4 veces a la semana (120-130g/ración); pescado un mínimo de 4 veces por semana (140 g/ración) y huevos hasta 3 unidades por semana. Estos alimentos son fuentes de proteínas de AVB y de hierro de fácil absorción (fundamental en los dos últimos meses de gestación)
Además, este tipo de alimentos junto con los lacteos, aportan aa esenciales necesarios para el desarrollo del feto, placenta y aumento de volumen de sangre de la madre y para el desarrollo del útero y de los pechos. El pescado azul aporta ácidos grasos omega 3 fundamentales para la constitución del sistema nervioso y la retina del bebé. Se debe dar preferencia a la carne magra por su menos aporte de grasa saturada: pollo y pavo (sin piel), caballo, conejo, solomillo de buey, ternera y cinta de lomo.

CEREALES, PATATAS Y LEGUMBRES: Se recomienda el consumo de pan diario. Por otro lado, la pasta, arroz, patatas y legumbres deben alternarse en comidas y cenas, con una frecuencia de 2-3 veces por semana.

VERDURAS Y HORTALIZAS: deben aparecer a diario como ingrediente del primer palto o guarnición del segundo. Del mismo modo, se recomienda tomar verdura sin cocinar (ensalada) cada día, debido al aporte de fibra, que favorece el transito intestinal, aporta vitaminas hidrosolubles y sales minerales.

FRUTAS: Se recomiendan 3 raciones al día, dado el aporte de HC, vitaminas, minerales y fibra. Al igual que en las verduras se prefieren las frutas crudas al tratarse de una fuente de vit C y carotenos importante.

AZÚCAR Y DULCES: Conviene controlar al ingesta de este grupo sobre todo en la segunda mitad del embarazo por el riesgo de desarrollar diabetes gestacional.

ACEITES Y GRASAS: Moderar su consumo sin restringirlo al máximo ya que el aporte de vit liposolubles y de ácidos grasos esenciales son necesarios para el desarrollo del sistema nervioso del bebé.

LIQUIDOS: 6-8 vasos de agua al día. Se necesita un mayor aporte de agua ya que 2/3 del peso ganado al final del embarazo es agua. Además el mayor consumo de líquidos permitirá el mejor funcionamiento de los riñones y la eliminación de sodio.

ÁCIDO FÓLICO:
El folato y el ácido fólico son formas diferentes de vit B. El folato se presenta de forma natural en los alimentos, y el ácido fólico es su forma sintética. Ambos tienen la misma función en el cuerpo y son de especial importancia durante el embarazo ya que ayuda a prevenir los defectos del tubo neural en el bebé.
El folato puede ser destruido al cocinar o almacenar los alimentos, por eso se recomienda ingerir ácido fólico como parte de un suplemento vitamínico. Las mejores fuentes de folato son las verduras de hojas verdes, las legumbres, algunas frutas y verduras. Las pastas y granos fortificados son una buena fuente de fólico.


ALIMENTOS RICOS EN FOLATO

 

GRUPO DE ALIMENTOS

 

ALIMENTO

 

ÁCIDO FÓLICO (mcg) EN 100g DE FÓLICO

 

Cereales y derivados

Avena

60

Harina de trigo integral

57

Verduras y hortalizas

Brotes de soja

160

Espinacas

140

Escarola

127

Acelga, col

90

Legumbres

Habas secas

78

Frutas

Aguacate

66

Frutos Secos

Cacahuete

110

Almendras

96

Lácteos y derivados

Queso Camembert

60

Queso Roquefort

50

Carnes, caza y embutidos

Hígado de pollo

590

Hígado de ternera

240

Hígado de cordero

220

Hígado de cerdo

110

Huevos

Yema

52


 Trabajo realizado por:

ÁNGELA GÓMEZ ORTIZ  Para FrutasManuela

DIPLOMADA EN NUTRICIÓN HUMANA Y DIETETICA
LICENCIADA EN CIENCIA Y TECNOLOGIA DE LOS ALIMENTOS
POSTGRADO EN CALIDAD EN LA INDUSTRIA ALIMENTARIA POR LA UNIVERSIDAD DE BARCELONA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.